.

08 mayo, 2009

PRIORIDAD NACIONAL.

Por Santiago Pando

El amor a la vida debería ser la prioridad nacional.

¿Cuánto es el presupuesto destinado a salud pública y cuál es monto de lo que reciben los partidos políticos? Estoy seguro de que ahí está la respuesta del porqué México está enfermo.

Hemos privilegiado lo barato, por lo importante. El pleito por la sonrisa. El odio por el beso. Lo negativo por la belleza. La basura por el arte y la cultura. Y el miedo por el amor a la vida.

Somos un país enfermo de politiquería.

Todo está politizado, que en este país, es sinónimo de idiotizado. Nada que tocan los mercenarios de la política sirve en función del bien público, todo se basa en intereses particulares.

¿Cuántos millones se van a gastar los partidos políticos en insultarse mutuamente siendo que son espejo de lo mismo? ¿No sería mejor todo ese dinero destinarlo a la salud, a la educación al arte, por ejemplo? En cambio, ya nadie cree en los políticos, todo mundo va estar más feliz. Y viviremos en un país más sano.

Lo que México necesita es amor, no miedo. Es alegría, no chismorreos.

Es paz, no guerra sucia. Es unidad, no división.

¿Qué partido político tiene la altura hoy en México para suspender sus campañas y donar sus recursos a la salud? Ninguno hasta ahora.

Los políticos una vez más están actuando para ver cómo les afecta menos en las encuestas, y no de corazón para servir. Los gestos de amor son desinteresados, sino es miedo disfrazado de prudencia ante el escrutinio público.

¿Cómo no quieren que el pánico se contagie entre la población solo de verles las caras a los políticos?

Lo cierto es que estos días sirven para resguardarnos en el mundo interior y replantearnos qué es lo realmente importante: ¿El amor a la vida o el miedo al qué dirán? Dónde preferimos vivir, ¿en el reino de la verdad o en el mundo de las apariencias?

Ser feliz y estar en paz, de eso se trata en verdad el juego, no de sufrimientos y drama.

La gran elección es: ¿separarnos como siempre o unirnos como nunca? ¿votar por el menos malo o votar por lo mejor de cada uno? ¿vivir con miedo o amar la vida?

La decisión es nuestra, de cada uno. Si cambio la forma de ver las cosas las cosas cambian de forma.

Amor a la vida, nueva prioridad nacional. Esa es la evolución mexicana.

2 comentarios:

amanda dijo...

Excelente Santiago, excelente!!!! Lo que decís sobre tu país es aplicable al nuestro: Argentina. Todo es igual, parece que hubiera un papel carbónico entre ambos perfiles, el social y el político. Lo dijiste en marzo cuando presentaste tu primera película entre Olivos, Vte. López, Bs. As. ¡¡es tal cual!! Sigamos haciendo nuestro trabajo desde el corazón, para que evolucionemos y trascendamos al 2012 dignamente, gloriosamente, en un grado de excelencia cósmica. Muchas gracias por tu aporte, bendito seas vos y los tuyos, un abrazo desde el alma. Moni de Lera

amanda dijo...

totalmente de acuerdo gracias